Para comprender bien qué significa la experiencia de una bicicleta eléctrica debemos comprender un elemento esencial: El sensor de pedaleo.

Y es que el sensor de pedaleo es la pieza clave (junto al motor) de una bicicleta eléctrica.

Se trata de un sistema de detección que envía la información necesaria para que el motor responda y entregué la energía y fuerza en cada pedalada.

El sensor de pedaleo es seguramente el elemento que más condiciona el nivel de confort y seguridad que percibe el ciclista.

El sensor de velocidad es el sistema de detección más sencillo y el más común en las bicicletas eléctricas más económicas. Generalmente consiste en un disco de imanes situado en el eje que detecta cuando se produce un movimiento de los pedales y entonces activa la asistencia del motor. La ayuda no es inmediata sino que tarda una fracción de segundo en reaccionar porque la señal no llega al motor hasta que la bicicleta no está en movimiento. Además la asistencia no varía según el esfuerzo realizado por el ciclista sino únicamente según el nivel de ayuda definido manualmente por el usuario.

sensor-pedaleo

Sensor de par motor o de torsión

Se trata del sistema más avanzado en el mundo de las bicicletas eléctricas. El sensor detecta la fuerza que el ciclista ejerce sobre los pedales de modo que puede ofrecer una asistencia eléctrica proporcionada a esta fuerza. Independientemente de ello, el usuario también puede definir manualmente diferentes niveles de ayuda. Las principales ventajas de este sistema respecto al sensor de velocidad son:

La ayuda es inmediata y permite arrancar en subida: como la asistencia se activa tan pronto presionamos los pedales, resulta muy sencillo arrancar, incluso en subida. No es necesario que los pedales giren o que la bicicleta se mueva para que se active la asistencia.

Da una mayor sensación de control al ciclista y es más saludable al regular el comportamiento del motor según la fuerza ejercida por el ciclista, no es posible que el motor trabaje por delante del ciclista y por tanto nunca da una sensación de ciclomotor, sino que el ciclista siente siempre que debe participar de forma activa del movimiento de la bicicleta, eso sí, pudiendo ajustar el esfuerzo a su condición física .