Empiezan los problemas de importación desde China: errores en los pedidos, el idioma, los tiempos de entrega… Había que buscar una solución y agilizar los procesos.